Con la coyuntura nacional y global y la incertidumbre existente para los negocios que cuentan con espacios físicos dependientes de la afluencia y atención a clientes de forma presencial, decidimos que lo mejor para la comunidad y nuestro equipo es cerrar el espacio de coworking durante este tiempo. Aunque no es una decisión fácil y la vivimos con mucha nostalgia; la casa con portón rojo en los Yoses, más que un coworking es el hogar de organizaciones, emprendimientos, miembros, nuestro equipo y muchos recuerdos. Sabemos que nuestro propósito va más allá de un espacio físico y ustedes son una parte importantísima de eso.
Queremos seguir apoyando a nuestros clientes, por eso decidimos trabajar
en alianza con

 para ofrecerles el espacio ideal y necesario que están buscando.
Si necesitás reservar o tenés consultas adicionales podés escribirnos al